PSICÓLOGO ONLINE

Como a casi todos, la pandemia  del COVID-19 me obligó a adaptar mi forma de trabajo a la nueva realidad. Y como casi toda crisis trae progresos, vi en esta situación  una oportunidad para aprender y crecer en lo personal y en lo profesional, lo que empezó siendo para mí un recurso provisional para seguir atendiendo a las personas con las que estaba trabajando, se ha convertido en una oportunidad para llegar a muchas otras de una forma cómoda y sencilla sea cual sea tu lugar de residencia.

 

Actualmente más del 70% de mis consultas son online a través de videoconferencia. Muchos de mis pacientes presenciales prefirieron continuar en esta modalidad cuando mejoró la situación sanitaria y están muy satisfechos. Mi experiencia y los resultados de las investigaciones llevadas a cabo para evaluar el uso de internet en el ámbito de la psicología clínica me permiten confiar en los buenos resultados que se consiguen por esta vía.

 

Además, hacer psicoterapia online, tienes ciertas ventajas:

 

Permite que ahorremos en tiempos y costes de desplazamiento.

 

Un horario más flexible.

 

El acceso al servicio psicológico online es mucho más sencillo y cómodo ya que puedes realizarlo desde tu hogar, o desde donde quieras sin tener que desplazarte. Con lo que al mismo tiempo estamos eliminando barreras para que algunas personas pudieran acceder a este servicio.

 

El formato online abre posibilidades a otro tipo de consultas: desde terapias completas hasta la resolución de pequeñas dudas aclaratorias o consultas sencillas. E igualmente se puede utilizar como complemento a las sesiones presenciales.

 

En este formato de consulta se establecen los mismos niveles de intimidad, confianza, responsabilidad, confidencialidad y ética profesional que en la consulta presencial. En ciertos casos, incluso facilita la expresión emocional y permite que te expreses de una forma más sincera y desinhibida al hacerlo dentro de un espacio donde te sientes protegido.