1

Psicoterapia Adultos

Como suelo decirle a las personas con las que trabajo: “A terapia no va quien tiene problemas, problemas tenemos todos, a terapia va quien quiere solucionarlos”

 

La terapia te puede ayudar a conocerte mejor y a comprender qué es lo que te está produciendo dolor y sufrimiento en este momento, y a que desarrolles tus propios recursos para conseguir tus objetivos y tomes las riendas de tu vida y de tu bienestar.

 

Normalmente, en la primera sesión, después de expresar lo que les trae a consulta, suelo preguntarle a las personas a las que acompaño: ¿Qué te gustaría conseguir viniendo aquí? Y éstas suelen ser sus respuestas más habituales:

 

Me gustaría volver a ser yo. Ser feliz. Dejar de preocuparme tanto. Dejar de preocuparte por todo. Que desaparezcan los malos pensamientos. Superar la pérdida de mi padre/madre/hijo o hija/hermano o hermana. Recuperar mi equilibrio, felicidad y armonía. Aprender a gestionar mis miedos. Adquirir seguridad y confianza en mí mismo. Llegar a ser la persona que quiero ser. Aprender a gestionar mis emociones, a valorarme y a quererme. Aprender a ser más tolerante conmigo mismo, a dejarme en paz. Dejar de ser autoexigente. Poder vivir en paz, con tranquilidad, poder ser feliz. Dejar de vivir asustado, en alerta. Aprender a conocerme y a  gestionarme emocionalmente. Descubrir quién soy, dónde estoy y hacia dónde voy. Me gustaría ser mi anterior yo, volver a tener esa energía, evitar que todo me preocupe tanto y buscar tanto un porqué a las cosas. Poder vivir sin esconderme, siendo quien realmente soy. Poder ser coherente conmigo mismo. Poder aceptarme plenamente. Poder vivir mi sexualidad con naturalidad. Dejar de sabotearme. Sentirme autorrealizado. Poder disfrutar de lo que hago. Respetarme: poder llegar a decir y a actuar de acuerdo a lo que pienso y siento sin hacerle daño a nadie. Decidir qué quiero hacer con mi vida. Cambiar de trabajo. Montar mi propio negocio. Buscar un trabajo que realmente me guste y me haga sentir bien. Encontrarle sentido a mi vida, darle sentido a lo que hago cada día. Aprender a vivir sin él/ella. Asumir que ya no está. Reconstruir mi vida. Asumir que me ha dejado y dejar de sufrir tanto. Dejar de sufrir por una persona que no me quiere. Aprender a decir no…

Por tanto, esos son los temas que suelo tratar con otras personas como tú que deciden iniciar su proceso terapéutico conmigo:

  • Manejo del estrés

  • Ansiedad y fobias

  • Miedos y obsesiones

  • Depresión

  • Dificultades en las relaciones

  • Escasas habilidades sociales y falta de asertividad

  • Transiciones de vida

  • Ruptura y/o problemas de pareja

  • Procesos de cambio

  • Crecimiento personal y profesional

  • Autoconocimiento

  • Reinvención

  • Baja autoestima e inseguridad

  • Hipocondría 

  • ​Dependencia emocional

  • Inteligencia y gestión emocional

  • ​Apoyo a la identidad de género

  • Psicología afirmativa LGBTIQ+

  • TEPT (Trastorno de Estrés Postraumático)

  • Pérdida o duelo

  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

  • Problemas profesionales / de carrera

  • Problemas de la universidad / escuela de posgrado

  • Preocupaciones médicas y de salud

  • Manejo del dolor

  • Trastorno por déficit de Atención

  • Celotipia (celos patológicos)

  • Separación o divorcio

  • Bullying y Mobbing (acoso laboral)

  • Manejo de ira

  • Trastornos de la alimentación